Claves para renovar el look del baño con un aire zen y natural

Las claves para renovar el look del baño con un aire zen y natural te las damos hoy aquí. A todos nos gusta vivir rodeados de una decoración en armonía, con atmósferas que transmitan calma a raudales. Y la idea de que cualquier espacio se contagie de ella nos encanta. Renovar el look del baño para darle un aire zen es una acertada decisión si buscamos acentuar esa sensación. Todo pasa por seguir unas directrices decorativas, creer firmemente en unos materiales y colores… Nuestro pequeño templo de la relajación comenzará a tomar forma.

 

Un baño con materiales naturales puede ser tu aliado cuando necesitas relajarte
Un baño con materiales naturales puede ser tu aliado cuando necesitas relajarte. Baño con pared de mármol Crema Marfil Coto®. Fuente de Imagen: Levantina.

 

Renovar el look del baño con una paleta de colores zen

 

Para tener las claves para renovar el look del baño con un aire zen y natural no hacen falta más que algunas ideas sencillas y básicas.  En las viviendas actuales el lugar por excelencia donde relajarnos y cuidarnos sin mirar el reloj es el cuarto de baño. Por eso, su paleta cromática es determinante a la hora de favorecer atmósferas relajantes que propicien disfrutar de un bienestar sensorial perfecto para desconectar y olvidarnos de las preocupaciones. Una carta de colores zen a base de neutros es todo lo que necesitamos para empezar a crear un telón de fondo sosegado a más no poder.

Ahora bien, no todos son igual de efectivos. El beige es el tono por excelencia para aportar calma y naturalidad en cualquier interior doméstico. Y, por supuesto, en el cuarto de baño también. Nada como renovar su look con este color de siempre, que nunca pasa de moda ni está fuera de lugar. Podemos confiar en su carácter atemporal y en la elegancia clásica y amable que deja en el espacio. Relajante y delicado por sí solo, es el gran aliado para generar ese ambiente zen que buscamos, beneficiándonos de su luminosidad y calidez.

 

Baño con paredes y suelos de mármol Crema Marfil Coto®. Fuente Imagen: Levantina
Baño con paredes y suelos de mármol Crema Marfil Coto®. Fuente Imagen: Levantina

 

Otra de las claves para renovar el look del baño con un aire zen y natural es que cualquier superficie del baño es perfecta para lucirse: sobre las paredes, pintadas o revestidas con piezas de mármol en este delicado tono, en las encimeras y otros elementos horizontales… O en el suelo si decidimos apostar por un pavimento de piedra natural beige, desplegando al máximo su belleza y luminosidad, repleta de matices resplandecientes.

Cremas y beiges deben ser los reyes de la paleta cromática en esta metamorfosis decorativa, convertirlos en la base predominante. Y después sumar otros toques más vivos para huir de un efecto final un tanto plano y anodino. Lo mejor de ellos es que van bien con cualquier color de la gama tonal sin perder un ápice del buen gusto que los define. Desde los denominados pastel a los colores más vivos y atrevidos formarán un maridaje impecable: rosas empolvados, verdes refrescantes como un guiño a la naturaleza, o los tonos intensos propios de la madera. Descubre las posibilidades que te da este color todoterreno. No te defraudará.

 

Materiales naturales que conectan con la Tierra

 

No todos los materiales valen a la hora de acertar con las claves para renovar el look del baño con un aire zen y natural que desprenda un aire acogedor y sofisticado nada más entrar en él. Otra máxima decorativa de oro. Nada como emplear revestimientos de piedra natural, superficies y muebles de madera, y elementos de cristal para reforzar la atmósfera serena deseada, tan conectada a la Tierra y la naturaleza. Con ellos lograremos dar forma a una estética sencilla, casi minimalista, y al mismo tiempo auténtica, coordenadas básicas del estilo zen.

 

Baño con paredes de mármol Crema Marfil Coto®
Baño con paredes de mármol Crema Marfil Coto®. Fuente Imagen: Levantina

 

Por ejemplo, crear un cuarto de baño bello y armónico donde el mármol tenga mucho que decir. Sin duda es una de las piedras naturales favoritas en el interiorismo actual por su capacidad para adaptarse a las viviendas modernas de mil maneras, con un lenguaje ecléctico y contemporáneo. Este material vive un momento de oro porque los interioristas y decoradores continúan viendo en él a un aliado estrella para sus proyectos, explotando al máximo su empleo para dar relevancia a piezas y superficies en toda la casa. El inconfundible veteado de sus piezas, junto con la riqueza cromática y su indudable resistencia son pretextos suficientes para creer en su potencial decorativo.

Las encimeras de mármol Crema Marfil Coto® reúnen todas estas virtudes y más, como el brillo que lucen por su acabado pulido. Gracias a él añaden una luminosidad sutil y elegante, que puede resultar muy práctica en interiores oscuros para contrarrestar la falta de luz natural. Con este mármol es posible crear superficies continuas muy limpias y equilibradas, llenas de texturas auténticas que apetece sentir al tacto.

 

(Fuente imagen: Casadecor 2020 / Estudio Bao Proyectos para Jacob Delafon. Foto de Nacho Uribesalazar)
Fuente imagen: Casadecor 2020 / Estudio Bao Proyectos para Jacob Delafon. Foto de Nacho Uribesalazar

 

No hay duda. Estas encimeras son una gran elección para dar forma a baños despejados, que transmitan sensación de amplitud, fiel a la estética que perseguimos. Junto a ellos, los muebles y accesorios de madera y fibras naturales serán sus excelentes compañeros, pero sin renunciar a maridajes más impactantes con propuestas que son lo último en tendencias. Como los porcelánicos de última generación de Techlam®, únicos para crear maravillosos juegos de luces y texturas sobre suelos y paredes con piezas de gran formato. Tal y como es capaz de generar  Techlam® Slate Ivory; su belleza cristalina cautiva.

 

La iluminación, íntima y sutil

 

Una iluminación repleta de matices también marca la diferencia a la hora de renovar el look del baño en busca de un ambiente que desprenda un espíritu zen. Disfrutar de una luz natural es el mejor punto de partida, y más aún lograr que sea tenue y suave porque facilitará generar esa atmósfera apropiada. La intimidad necesaria para relajarnos y olvidarnos de las prisas al entrar en nuestro particular templo del relax.

 

(Fuente imagen: Jacob Delafon)
(Fuente imagen: Jacob Delafon)

 

Pero no siempre es posible hacer realidad esta premisa si el baño no dispone de una ventana al exterior. Si es así, la tecnología LED  permitirá dar al espacio el tono de luz que necesitemos en cada momento. La luz día que emiten las lámpara que la incluyen es cien por cien creíble y por tanto muy natural. Lo realmente importante es disfrutar de una ambientación íntima y envolvente, y la  iluminación indirecta es una gran solución para lograrlo. Podremos jugar con luces de baja intensidad, puntos luminosos, y muebles y espejos que emiten suaves haces luminosos… E incluso plantearnos una bañera de hidromasaje con luz incorporada.

Guiños vegetales y textiles de siempre

 

Un espacio zen lo es más todavía con la presencia de elementos vegetales y ciertas plantas que viven favorablemente en ambientes con humedad. Esa conexión con la naturaleza que tan bien sienta,  sencilla de poner en práctica y sin embargo tan eficaz. Estos ornamentos florales aportarán mucho al renovar el look del baño sin apenas pedir nada a cambio.

Desde las exóticas y sofisticadas orquídeas, al bambú de la suerte, fácil de cuidar sin que necesite demasiada luz para sobrevivir y crecer. O variedades de otro tipo, que nos hacen recordar a nuestros bosques y parajes tropicales favoritos, como el Aloe Vera y los helechos de toda la vida.

 

Fuente imagen: H&M
La ropa de baño puede ayudarte a transformar este espacio. Fuente: H&M

 

Por ultimo, es imposible olvidar la ropa de baño en esta transformación decorativa. Con una acertada elección, será un recurso infalible para añadir un plus de bienestar que agradeceremos siempre. Es clave decantarse por toallas de un blanco puro, las mejores para acentuar la sensación de frescor y limpieza, o bien de colores que asociemos con momentos de relajación, como el azul.

Los tejidos naturales son los que deben vestir este espacio en armonía donde ya se respira una atmósfera zen. De algodón cien por cien o bien de lino, una fibra natural reciclable y sostenible, regalan una grata sensación al tocarlos. Ya solo queda escuchar una música que ayude a desconectarte, o un sonido de la naturaleza cerca para que todo encaje en tu nuevo templo zen.

 

(Fuente imagen: Zara Home)
Toallas de colores neutros y naturales para reforzar el estilo (Fuente imagen: Zara Home)

 

Puede que también te guste

tendencias arquitectura 2021

Las 5 tendencias en arquitectura que marcarán 2021

Grandes ideas para cocinas pequeñas

Descubre las encimeras resistentes a las bacterias

Cómo decorar porches y jardines este verano

Deja un comentario