Elegancia en tu piscina con Piedra Natural

Las posibilidades tanto decorativas como funcionales de la Piedra Natural en exteriores de viviendas, hoteles o cualquier tipo de edificación son infinitas. Resulta casi inevitable en estos meses estivales no pensar en exteriores atractivos como los de un área con piscina, solarium y zonas ajardinadas.

Precisamente para estos exteriores existen soluciones de primerísima calidad basadas en la Piedra Natural, que aúna estética y propiedades como la resistencia a fenómenos meteorológicos.

Un ejemplo de Piedra Natural perfecta para revestimientos alrededor de las piscinas son las calizas y areniscas. Se trata de rocas sedimentarias, con una interesante variedad cromática (blancos, cremas, amarillos, rosas y grises) y que aportan una cualidad muy práctica: tienen excelentes propiedades antideslizantes.

Un ejemplo de aplicación de las calizas y areniscas lo encontramos en el proyecto Altea Hills, en la provincia de Alicante, donde se observan acabados perfectos, una combinación cromática entre esta Piedra Natural y el azul de la piscina de gran elegancia y una conexión perfecta con el entorno de la costa mediterránea. En Altea Hills los materiales elegidos fueron el Niwala Crema y la Caliza Capri. Este segundo material también está presente en una maravillosa casa en la isla de Ibiza, donde el Niwala Rosa fue la Piedra Natural seleccionada para la zona de la piscina.

Otra posibilidad es recurrir a un tipo de Piedra Natural cargado de historia y que, en cierto modo, nos traslada a la Antigua Roma. Son los travertinos, piezas decorativas per se y con una inmensa capacidad de resistencia al paso del tiempo. En este proyecto de una casa privada en Zaragoza, el resultado de combinar el clasicismo del travertino con un diseño arquitectónico actual es perfecto. ¿Y la piscina? Una pequeña joya.

Puede que también te guste

Ideas geniales para disfrutar al máximo la terraza: ¡conquístala!

Proyecto de vivienda unifamiliar Casa Grace

Levantina muestra nuevos productos en Casadecor

Una isla de cocina protagonista absoluta en la reforma de un ático

Deja un comentario